con el sabor de México tatuado en la piel

Directo, honesto y frontal, Edgar Núñez puede ser una de las figuras con más rock and roll de la cocina mexicana y latinoamericana. Su forma de comunicarse y de llevar con éxito 3 restaurantes en México y uno en Colombia (junto a JuanMa Barrientos) lo posicionan como uno de los perfiles más valiosos de la cocina contemporánea. 


A temprana edad, Edgar Núñez se enamoró de los vegetales gracias a su madre. Desde entonces, esa inclinación culinaria se ha vuelto el eje de su propuesta gastronómica, a la que él llama cocina vegetal mexicana. 


Núñez explora y explota con éxito la infinidad de posibilidades que ofrece un buen producto, desde el que obtiene en el huerto de su restaurante y las chinampas de Xochimilco hasta los pescados y mariscos provenientes de otras regiones mexicanas.


Es miembro de una generación de cocineros mexicanos que buscan posicionar a nivel mundial la gastronomía moderna de su país, usando como bases la tradición y la modernidad, con una filosofía de conocimiento, estudio de las recetas y técnicas, disciplina y transmisión. Siempre con un toque original y elegante. 


Al entrar a cualquiera de sus restaurantes, el comensal tiene la oportunidad de explorar el cerebro de Édgar y ser testigo del amor y respeto que siente por las recetas más tradicionales. 


SUD 777 es su visión del fine dining, la cual lo ha colocado en la posición #17 del conteo Latin America’s 50 Best Restaurants y en la antesala de The World’s 50 Best Restaurants, en el sitio #58. 


En 2020 alcanzó el distintivo otorgado por Best Chef Awards y un sitio en la lista Best Vegetables Restaurants. Es también chef copropietario de Comedor Jacinta, con una propuesta casual dining mucho más informal donde comparte los platillos de su infancia y su visión contemporánea de la cocina mexicana. 


En los últimos años ha expandido sus fronteras a otros puntos de México y el extranjero, primero en Quintana Roo como chef operador del Restaurante María Dolores en el Hotel Atelier en Playa Mujeres, donde se encarga del diseño de menú, imagen y capacitación. 


En 2019 unió fuerzas con el chef colombiano Juan Manuel Barrientos con quien abrió el  Restaurante mexicano Agua Fresca en Medellín, donde es responsable del diseño del menú y capacitación del personal. 


Además, Núñez es miembro de la Academie Culinaire De France y del Colectivo Mexicano de Cocina AC.


Su popularidad se debe, sin duda, a su talento, profesionalismo, trayectoria y excelencia que adereza con una forma frontal y transgresora de comunicarse, con honestidad y naturalidad. Se muestra sin poses ni filtros, ganándose la admiración de comensales y colegas de todo el mundo. 


Ver a Edgar Núñez hablar sobre los platos de su México natal, cocinar y crear es estar frente a un espectáculo cargado de compromiso y alta calidad.